Samir Flores, activista comunitario que luchaba contra la construcción de un gasoducto que pasaría por un pueblo del estado de Morelos, fue asesinado esta mañana mientras salía de su casa.

Andres Manuel López Obrador, presidente de México, condenó el asesinato de Flores Soberanes, catalogando el crimen como ‘vil y cobarde’.

El asesinato ocurre a solo tres días de realizarse una consulta popular sobre el gasoducto.

Respecto al tema, López Obrador aseguró que la consulta se realizará en tiempo y forma.

Varios pueblos de Morelos han peleado contra la instalación del gasoducto que incluye dos plantas termoeléctricas, un gasoducto y un acueducto.

Las comunidades han expresado preocupaciones relacionadas con la salud, la seguridad y el suministro de agua.

Hasta el momento no hay detenidos por estos hechos.


Comentarios Facebook